sábado, 27 de diciembre de 2008

Real Sitio de El Pardo por Manuel Ayala y Raya

La Biblioteca Virtual de Madrid ha colgado la obra que Manuel Ayala y Raya escribió a finales del siglo XIX sobre El Pardo para la Diputación Provincial de Madrid. Esta obra como se puede ver en el índice es muy completa.



Para acceder a la obra pinchad aquí.

domingo, 21 de diciembre de 2008

Fotografía de niñas del Asilo enviada por María Teresa Asenjo


María Teresa Asenjo nos envía una fotografía en la que aparece su abuela, María Vega Carmona. Ella es la segunda por la izquierda de la fila de arriba vestida de luto por la muerte de su padre tenia 16 años y la fecha de la foto es 1912 aproximadamente. Sirvió en los Asilos durante la dirección de Alberto Giner.


La fotografía parece estar tomada en la puerta del Convento de las Monjas (aunque no descartamos que pueda ser la Capilla de los Asilos que fue demolida en los años 30).



Desde aquí agradecemos a María Teresa que comparta esta fotografía con nosotros.

martes, 9 de diciembre de 2008

Texto sobre El Pardo escrito por Federico Rodríguez de Campomanes Angoloti

Federico Rodríguez de Campomanes Angoloti miembro de la asociación "Amigos del Foro Cultural de Madrid" publicó un artículo muy completo sobre El Pardo el pasado mes de agosto que enlazamos desde aquí.

viernes, 5 de diciembre de 2008

El Cordón del Real Sitio de El Pardo

Publicamos aquí un texto escrito por Emilio Galindo sobre el cordón o muro que protege el Monte de El Pardo, que completa la serie de fotografías que nos envió sobre los accesos al Monte:

- Mojón de la Carretera a Madrid y Puerta de Hierro
- Puertas del Monte


EL CORDÓN DEL REAL SITIO DE EL PARDO

La referencia escrita más antigua del Real Sitio de El Pardo data de 1312 siendo rey de Castilla y León Alfonso XI el justiciero, reinó desde 1312 hasta 1350, pero no fue hasta tiempos del rey de España Fernando VI que reinó desde 1746 hasta 1759, cuando se abordó el cierre de la posesión mediante una cerca o cordón que garantizara la seguridad, independencia y el respeto de la caza, favoreciendo la intimidad y el crecimiento productivo del Real Sitio de El Pardo como propiedad de la Corona.

En el proyecto de construcción interviene el ingeniero jefe de la época Don Francisco Nangle (teniente de Infantería) y a su muerte es sustituido por don Marcos de Viezma a quien Fernando VI le concedió el grado de Comisario de Guerra en atención a sus servicios. Se aborda como una obra perdurable y se decide que las tapias sean de buenos materiales; de ladrillo pinto y colorado y de piedra berroqueña coronada con albardilla, la solidez de la estructura ha permitido que llege en perfectas condiciones hasta nuestros días. La obra del cordón con su configuración definitiva comenzó en 1751 y finalizó en 1758.


Las puertas, postigos, portilleras o medianiles construidas en la pared del cordón a lo largo de su historia son las que a continuación se detallan:


TIPO

NOMBRE

PUERTAS MAYORES

PUERTAS DE 1758

PUERTAS ACTUALES

Puerta

DE HIERRO (F)

*

*

*

Puerta

San Bernardino




Puerta

Valdeconejos




Postigo

Casa-Torres




Postigo

Valpalomero




Postigo

Quinta (F)



*

Puerta

FUENCARRAL (F)

*

*

*

Puerta

Caños quebrados (F)


*

*

Puerta

El Goloso (F)


*

*

Puerta

Tres Cantos


*

*

Puerta

Tejada (F)


*

*

Puerta

San Jorge (F)


*

*

Puerta

Velada




Puerta

ALMAJAN

*



Puerta

Castrejón




Puerta

Zarzuela




Medianil

Casa de Campo




Portillera

Del bado de la granja




Portillera

De Navalcarro




Portillera

Valdelaganar


*

*

Portillera

Del camino “nava”




Portillera

Valderrodrigo




Portillera

Manina




Portillera

Las Rozas




Portillera

Angulagas




Portillera

Columnas (F)


*

*

Portillera

Casaquemada (F)


*

*

Portillera

PUERTA DE CASTILLA

*



Puerta

Valdemarín (F)



*

Puerta

Batuecas o Bañales




Puerta

Oyo (F)



*

Puerta

Del Reloj (F)

(*)


*


(F) fotografiada, (*) depende de los autores se la considera de las mayores o monumentales.



Aunque la función principal de las puertas era la de controlar las salidas y entradas al Real Sitio de El Pardo y favorecer la comunicación con las tierras limítrofes, algunas de ellas fueron proyectadas con un valor artístico y monumental, tal es el caso de la puerta de hierro situada en el Camino Real de El Pardo, con una distancia de dos leguas, que unía el Palacio Real de El Pardo con el Palacio Real de Madrid.

De las 32 puertas de “yerro” que a lo largo de la historia del cordón se han construido, la mayor parte han desaparecido, en particular de las cuatro puertas mayores tan solo ha llegado a nosotros la puerta principal o Puerta Monumental que señalaba el límite entre la capital y El Pardo. Finalmente se la llamó Puerta de Hierro, obra de granito y piedra blanca de Colmenar, de estilo barroco tardío con línea clásica francesa y motivos puramente italianos. Fue proyectada por Nangle en 832.000 reales de vellón, se ajustó con el escultor Juan Domingo Olivieri en 100.000 reales y pasa por ser una de las obras más destacadas en su género del siglo XVIII.


La Tumba de Trujillo en el Cementerio de Mingorrubio

Después de unos meses con el blog parado a causa de unas oposiciones, lo retomamos con una entrada sobre varias noticias que se han publicado en la prensa de la República Dominicana sobre el estado de la tumba del dictador de aquel país Rafael Leónidas Trujillo en el Cementerio de Mingorrubio.

Como sabéis en Mingorrubio están enterrados varios personajes relacionados con el Régimen de Franco como Carmen Polo o Luis Carrero Blanco, y otros relacionados con la actual Etapa Democrática como Francisco Fernández Ordóñez o Francisco Tomás y Valiente.

Los artículos sobre la tumba de Trujillo son:
"Panteón del dictador Rafael Trujillo luce abandonado y en deterioro"
"
Trujillo, olvidado en su última morada en Madrid" y
"Nieta de Trujillo: “No soy la responsable de dar mantenimiento al panteón de mi familia""


martes, 2 de septiembre de 2008

El olfato, al servicio policial

En la edición de El País del pasado día 18 se publicó un reportaje de F. Javier Barroso sobre la Escuela de Adiestramiento de Perros de la Guardia Civil, que pasamos a reproducir:



REPORTAJE
El olfato, al servicio policial
La Escuela de Adiestramiento forma en El Pardo a los perros de la Guardia Civil para toda España
F. JAVIER BARROSO - Madrid - 18/08/2008

La tranquilidad que se respira a diario en el monte de El Pardo queda rota de repente. Un grupo de perros cachorros sale por la ladera. Son unos 15 y van acompañados por sus guías. El ejercicio consiste en encontrar la droga que ha sido ocultada minutos antes por los instructores. "Ya lo saben. El que no la encuentre hoy no come", bromea el capitán Faustino Contreras. Es uno de los ejercicios de la Escuela de Adiestramiento de la Guardia Civil. Este servicio forma a los profesionales y a los animales que prestan servicio en toda España.

La escuela se creó el 19 de abril de 1951 y, desde entonces, por ella han pasado miles de perros. En la actualidad, son unos 540 los que están por todas las comandancias o en formación en la escuela.

¿Qué características debe tener un perro para ser policía? Ante todo, que sea joven (entre 12 y 24 meses), que tenga buena estética y que posea aptitudes de adiestramiento basadas en instintos como temperamento, instinto de caza y juego, entre otras. Por ello, se escogen razas como el pastor alemán, el pastor belga y el labrador. "Generalmente, se compran fuera de España, a criadores especializados, con un año o año y medio", explica el capitán. La excepción está una perrera del centro. Dentro se guarecen seis pequeños cachorros de pastor alemán, integrantes de una camada de una perra de la escuela. Aún les queda tiempo para ser policías.
El periodo de formación es de unos cinco meses y medio, aunque luego tardan un año o dos en conseguir su pleno rendimiento. A los ocho o nueve años de servicio, suelen ser jubilados.
La formación se plantea como un juego. Los perros están acostumbrados a detectar las sustancias que forman un explosivo o los diferentes narcóticos que hay en el mercado. Éstos van desde las pastillas de éxtasis a la cocaína o el hachís. Para ello, se le educa el olfato, la parte más fundamental del trabajo policial. "Lo importante es que tengan instinto de caza y que vayan a todo lo que se mueva", destaca un formador de la escuela, mientras acaricia a Tina, una perra que está siendo adiestrada en detección de explosivos.

Antes de comenzar la preparación, pasan un amplio reconocimiento en el servicio veterinario. La escuela dispone de aparato de rayos X, de ecógrafo y hasta de un pequeño quirófano.

"Comprobamos que el perro no tenga ningún defecto físico que le impida moverse bien o algún problema serio", explica el teniente coronel responsable de este servicio. Un perro de estas características vale entre 1.200 y 1.500 euros. "Lo de hembra y macho da lo mismo. Los dos tienen las mismas aptitudes para hacer su trabajo", explica Gerardo, uno de los instructores del centro.

"El trabajo que hacen los perros es muy importante. Hemos salvado muchas vidas, sobre todo, en rescate en montañas y desapariciones", afirma el teniente coronel y director del centro, José María Herrero Lima. Y las cifras lo respaldan. En 2007, los perros de la Guardia Civil rescataron a 92 personas. En drogas, los resultados también son enormes: 42,7 toneladas de estupefacientes. También detectaron 509 artefactos explosivos.

Pero además de los servicios clásicos como rescates, drogas y explosivos, la escuela ha creado nuevos servicios, como la detección del tráfico ilícito de tabaco o el descubrir alimentos de riesgo, como productos cárnicos o lácteos. "España, al ser un país frontera de Europa, debe frenar la entrada de alimentos que puedan crear una epidemia. Por eso, esos perros están en la costa andaluza, levantina y en aeropuertos del interior, como Barajas", señala un portavoz de la escuela.

La actividad es frenética. Mientras unos guardias entrenan en el monte, otros instructores entrenan perros en una cancha con césped para que detecten explosivos. Cuando el animal localiza por el olfato, se sienta junto al objeto hasta que el instructor le tira el reclamo: un trozo de tela enrollado. A partir de ahí, llegan los gritos de ánimo del guardia, los juegos y el correteo del perro. No es extraño ver cómo el can vuela literalmente tras haber cogido el reclamo, mientras no deja mover el rabo en señal de alegría.

En el caso de las drogas, la estrategia cambia: deben llegar hasta la sustancia por sus propios medios. Biaqui, un pastor checo de cuatro años, es capaz de subirse al techo de un coche si detecta algún estupefaciente. "Al final, el perro es más que tu compañero", afirma Daniel, un guardia civil instructor.

Ese buen ambiente contrasta un poco con los dos monolitos que hay a la entrada de la escuela. Recuerdan los dos perros, Rocco e Irrintxi, que murieron en acto de servicio. El primero en abril de 1953 al enfrentarse "a unos bandoleros". El segundo, en un atentado de la banda terrorista ETA Militar, al estallar una bomba en Lecumberri (Navarra) en abril de 1990. "Salvó a su guía y a cuatro componentes de la patrulla", según reza la placa de homenaje. Una bomba compuesta por cinco kilos de amonal lo destrozó.


No siempre animales grandes
Nisca, una schnauzer enana, ladra a menudo. Lo hace para no pasar inadvertida ante los grandes perros que hay en la escuela de adiestramiento.
Va junto a su guía, el guardia Juan Huertas. Y su pelo rapado la hace parecer aún más indefensa, pero enseguida muestra su genio. "Busca, busca", le chilla Huertas. La perra corre hacia un lateral de la escuela. Sólo unos segundos y... bingo. Ha encontrado dos cartuchos de explosivo, Goma 2, escondidos en una rejilla.
"¡Muy bien! Sit [siéntate]", le grita el cuidador. La perra le mira y obedece de inmediato. "Salta" y lo hace ante la admiración de todos los asistentes al ejercicio. "Ladra". El animal no duda y empieza a quejarse. "Esto casi parece el circo", bromea Huertas.
Enseguida le suelta el señuelo o premio. Pero lo que no dice es que Nisca tiene ya 14 años y una larguísima carrera policial. La perra ha participado en alguno de los dispositivos de seguridad más importantes como las visitas del Papa y de otros grandes dirigentes europeos, además de viajes de los reyes de España.
"El ver un guardia de paisano con esa perra no levanta sospechas y hace el mismo trabajo que un animal de gran tamaño. Por eso son tan importantes", explica el agente Huertas.

domingo, 3 de agosto de 2008

Aporte de Información

Nos ha escrito desde Aranjuez Fernando Hernández pidiendo información, que no la tengo. Si algún visitante al blog quiere aportar algún dato que escriba un comentario a la entrada.
Gracias


"La fuente es el Narciso de plomo que, si no me equivoco, vino desde La Granja de San Ildefonso. Mi interés está en conocer la fecha de su instalación en el lugar que ocupa ahora. Creo que tuvo que ser sobre los años sesenta, pero es pura especulación.


Las dos estatuas son las que ocupan las hornacinas en el mismo patio de acceso al palacio de los Austrias. Te adjunto fotos.

También quisiera preguntarte sobre algo que me contaron en Aranjuez. Parece ser que para adornar la boda de la hija de Franco se llevaron unos jarrones desde Aranjuez a El Pardo en el año del acontecimiento, 1950. Estos jarrones (creo que fueron cuatro los que se llevaron) volvieron a Aranjuezno poco después de la ceremonia; pero no sé si quedaron dos en El Pardo o regresaron los cuatro. Si pudieses aclararme algo te estaría muy agradecido. Te adjunto una foto de dos de los jarrones de mármol para que te hagas una idea del modelo."


Un par de imágenes de Juan Moreno Benítez y los Asilos

Julio del Blog del Regimiento de Transmisiones también nos ha enviado una imagen de Juan Moreno Benítez, gobernador de la provincia de Madrid y Fundador de los Asilos de El Pardo, de "La Ilustración Española y Americana".

También añadimos la primera imagen que hemos encontrado de los Asilos, de la revista "El Museo Universal" publicado el 18 de julio de 1869, un mes más tarde de la inauguración.


Fiesta automovilística con motivo de la llegada de la Reina Victoria Eugenia a El Pardo

Julio del Blog del Regimiento de Transmisiones ha encontrado en la Hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional estas imágenes publicadas en la revista "La Ilustración Española y Americana" de la fiesta automovilística que se celebró en mayo de 1906 entre Madrid y El Pardo con motivo de la llegada de la entonces princesa Victoria Eugenia para contraer matrimonio con Alfonso XIII.






miércoles, 18 de junio de 2008

Fotografías del Archivo Rojo

El Ministerio de Cultura acaba de publicar en PARES (Portal de Archivos Españoles) un pequeño espacio para el Archivo Rojo, un archivo fotográfico creado por la Junta de Defensa de Madrid para denunciar los daños de la Guerra Civil. Este fondo fotográfico se conserva en el AGA (Archivo General de la Administración) y ahora se puede consultar a través de la web.

En esta página se pueden consultar 3 fotografías referentes a El Pardo (en la pestaña "Búsqueda", poner en la casilla "Texto libre" las palabras "El Pardo"). La que insertamos en esta entrada es la más llamativa.

martes, 17 de junio de 2008

Dionisio Correas y el Orfanato

Dionisio Correas Fernández fue el primer Director del Colegio del Orfanato Nacional, Asilos de San Juan y Santa María. Ocupó el cargo entre noviembre de 1931 y noviembre de 1933.

En 1931, Correas era Director del Grupo Escolar La Florida y Presidente de la Federación de Trabajadores de la Enseñanza (FETE).
Fue el Patronato de los Asilos-Orfanato compuesto por Manuel García Morente, Luis Calandre y Juan de Selgas los que le encargaron ponerse al frente de la dirección pedagógica de los Asilos y convertirlos en el Orfanato Nacional.

En estos textos publicados en La Escuela Moderna en 1934, Correas narra las duras labores que hizieron el Patronato y él mismo con los niños:
- "Educación y Beneficencia. Los Asilos de El Pardo, I y II".
- "Educación y Beneficencia. Los Asilos de El Pardo, III".
- Y "Educación y Beneficencia. Los Asilos de El Pardo, IV".

Anuncio del Tranvía

Julio G. Blanco del Blog del Regimiento me acaba de enviar un anuncio del Tranvía. Aquí va.

miércoles, 11 de junio de 2008

El Pardo en los Episodios Nacionales

Emilio Galindo nos ha enviado este texto que habla de El Pardo. Se trata de serie de extractos de Napoleón en Chamartín de Benito Pérez Galdós.

"!Al Pardo majadero, al Pardo derecho y sin rodeos¡....
... las mulas partieron a escape, llevándome camino del Real Sitio"...
... fue detenido el coche en la puerta de San Vicente...
... sufrí una detención hacia San Antonio y una tercera en Puerta de Hierro..
... por en poco más de una hora llegamos a la plaza de palacio,
donde vi una gran escolta de caballería y muchos coches...
... penetrar por la ancha puerta hasta el vestíbulo de donde arranca la gran escalera...
Napoleón que había ido a comer con su hermano, estaba allí todavía.
Figuraos que uno se muere y despierta en otro planeta, en otro mundo,
encontrándose con forma distinta, en atmósfera distinta, en un medio diferente
donde crecen fauna y flora que no se parecen con la fauna y flora del mundo donde nació.
Esta fue mi impresión."

martes, 3 de junio de 2008

Viaje de la Reina María Cristina para la boda con Alfonso XII

En un número de la Ilustración Española y Americana que se puede consultar en la Hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional aparece la crónica y grabados del viaje de la reina María Cristina hizo en 1879 hasta El Pardo para su boda con el rey Alfonso XII.

sábado, 17 de mayo de 2008

Mojón de la Carretera a Madrid y Puerta de Hierro

Emilio Galindo nos ha enviado unas fotos del Mojón que se encuentra junto a la M-30 y enfrente del Parque Sindical. Este mojón marca la distancia de "Al Pardo 1 Legua" y la misma distancia a Madrid "A Madrid 1 Legua". La legua equivale a equivale a 5572,7 m.

Si estas distancias son exactas habría que pensar que cuando los Reyes construlleron la casa cazadero en la Edad Media se pensó ubicarla a 2 leguas exactas del Alcázar de Madrid.






Aparte de las fotos del Mojón, nos ha mandado Emilio fotos de la puerta principal del Monte, la Puerta de Hierro o Puerta de la Venta del Regidor.




sábado, 3 de mayo de 2008

La Central Hidroeléctrica de La Marmota

Palmira Colmenarejo nos manda estas imágenes de la central hidroeléctrica de La Marmota, propiedad de Hidráulica Santillana, La central se creó a comienzos de siglo y estuvo funcionando hasta los años 60. En la revista Nuevo Mundo aparece un reportaje sobre la central con fotografías de Alfonso.


En esta foto se muestran las turbinas de la Central en primer plano. Al fondo se ve el cuadro de mandos.



En esta foto se pueden ver los edificios que componen el complejo de la central eléctrica de La Marmota.


El edificio de la izquierda es la central. En la parte superior hay una vidriera en donde se puede leer el nombre de la compañía, Hidráulica Santillana. En la parte izquierda se encontraba también la escuela, dirigida por el maestro Don Gonzalo Barajas Garzón. La imagen de esta edificio la hemos ampliado para verlo con mayor detalle.



El edificio central era el la residencia de los trabajadores. En total vivían allí 10 familias de empleados, como la de Don Antonino Colmenarejo, primer contramaestre de la central y padre de Palmira.

A la derecha se encuentra el chalé de los ingenieros, donde éstos se turnaban para pasar con sus familias los veranos. Los ingenieros eran Don Alberto Fesser, Director de la central, y Don Jesús Rodríguez Galindo, segundo ingeniero.


La escuela dirigida por el maestro Don Gonzalo Barajas Garzón, empleado de la compañía, se situaba en el propio edificio de la central. Allí acudían los hijos de los empleados, unos 10 alumnos. Aquí mostramos los diplomas que conserva Palmira de esta escuela.



Diploma de aplicación del año 1943


Diploma con premio de asistencia, de 1943


Detalle de los diplomas


Diploma de aplicación del año 1944

jueves, 1 de mayo de 2008

Documento de Mayo de 1808

En el Archivo Histórico Nacional se conserva un expediente sobre la desaparición de 3 yeguas de las tropas francesas del Campamento Francés situado en el Camino de Madrid a El Pardo al mando del General de División Gobert. El expediente completo se puede consultar en PARES (Portal de Archivos Españoles), aquí sólo reproducimos el primer documento.


Archivo Histórico Nacional, Sección Diversos-Colecciones, 101, N. 93, fol. 1


lunes, 28 de abril de 2008

Fotografías de la Carpintería y más


Emilio Galindo nos manda más fotografías.
Dos de la Carpintería de la Calle Sisones.



Una en la que se ven la tapia del Convento de las Monjas y algunos edificios de la Calle Primero de Octubre.


Y la última en la que aparecen los columpios que había en la Pradera, junto a la Delegación del Patrimonio Nacional. Éstos eran los únicos columpios que había en El Pardo.

lunes, 21 de abril de 2008

Puertas del Monte

El Monte tiene varias puertas de entrada. La principal es la Puerta de Hierro, pero hay otras más que son más desconocidas por su inaccesibilidad. Emilio Galindo nos remite una serie de fotografías de estas puertas y de la nueva Fuente de Valpalomero.

Navalcarro (Coordenadas: 30T VK396911)

Portillera del Tambor (Coordenadas: 30T VK375852)

San Jorge (Coordenadas: 30T VK366940)

Valdelaganar (Coordenadas: 30T VK346949)

Caños Quebrados

El Goloso (Coordenadas: 30T VK403895)


Fuente de Valpalomero

sábado, 19 de abril de 2008

Canción sobre la salida de El Pardo del Regimiento de Transmisiones en 1936

Hace un tiempo fue con un amigo a ver a su abuelo. Su abuelo luchó durante la Guerra Civil en las tropas carlistas en la zona de La Granja y me cantó esta canción:
Regimiento de Transmisiones,
qué valientes habéis sido,
habéis salido de El Pardo,
y a La Granja habéis venido.

Al llegar a Valsaín
nos recibieron los rojos,
nos dan chorizo con pan,
quieren venir con nosotros.

sábado, 12 de abril de 2008

Palacio de El Pardo, 24 vistas en Fototipia

Hace un par de años compré este folleto de la fototipia Hauser y Menet donde se puede ver el interior del Palacio. La decoración del Palacio ha cambiado mucho en estos últimos 100 años, perdiendo los tapices del Goya su ubicación original. Aquí podemos ver dónde estaban colgados algunos de ellos. Según la librería está editado en 1910.