sábado, 25 de marzo de 2017

Carmen de Zulueta

Un tiempo después de comenzar a investigar sobre los Asilos de El Pardo y la familia Giner contacté con Carmen de Zulueta, hija de Luis de Zulueta y Escolano y Amparo Cebrián Fernández de Villegas, profesora en la Universidad de Harvard y autora de varias publicaciones sobre la educación en España.

El comienzo de mi investigación fue precisamente una postal que compré dirigida a Luis de Zulueta en la que escribe Francisco Giner de los Ríos y se habla de Tomasa Pantoja, esposa de Alberto Giner Cossío, que se puede ver aquí.

Luis de Zulueta, discípulo de Miguel de Unamuno y de Francisco Giner de los Ríos, fue un importante pedagogo y ministro de Estado y embajador durante la Segunda República.

Zulueta vivió un tiempo en El Pardo, a comienzos del siglo XX. Llegó aquí porque su médico en Barcelona, Doctor Trías, le recomendó que viese a El Pardo para que lo tratase Alberto Giner Cossío, médico y director de los Asilos de El Pardo. En El Pardo vivió una temporada en la casa situada en el número 5 de la Calle Mira el río, esquina con Calle San Antón, que todavía sigue en pie. Aquí compartió casa con otro paciente de Alberto Giner, el escritor y traductor gallego Ramón María Tenreiro, y paseó el Monte con Giner de los Ríos y sus discípulos.

Solicitud de Luis de Zulueta de una beca a la Junta de Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas, 1907


Contacté con Carmen de Zulueta porque quería saber más de la etapa de su padre en El Pardo. Lo hice a través de la revista Historia 16 donde ella colaboraba. Como vivía en Estados Unidos la comunicación fue por correo electrónico. El primer correo que conservo es del 17 de junio de 2007, que reproduzco más abajo.

Un año después pude conocerla personalmente. Vino a Madrid a los actos conmemorativos del LXXV aniversario de la Facultad de Filosofía y Letras que tuvieron lugar en enero de 2008. El día 17 fue el acto en la Facultad y concerté una cita con ella en la Residencia de Estudiantes.
Lamento no haber llevado una grabadora el día que fui a verla a la Residencia. Me habló de la amistad de su padre con Tenreiro y también de lo que hacían cuando venían a Madrid desde su exilio en Estados

Cogían un coche y venían a El Pardo con su tía, Dolores Cebrián, viuda de Julián Besteiro. Subían a El Cristo y aparcaban delante del Convento. Abrían las puertas para que su tía, entonces con problemas de movilidad, pudiera airearse y disfrutar de las vistas del Monte de El Pardo, la Sierra de Guadarrama y el Convento.

Para saber más sobre Luis de Zulueta, aparte de las publicaciones de Carmen de Zulueta, se puede consultar la tesis doctoral de Victoria Robles, Luis de Zulueta y Escolano (1878-1964) y su contribución al pensamiento pedagógico español. Esta tesis incluye también trascripciones de las entrevistas que hizo la autora a Carmen de Zulueta, y algunas de las respuestas se refieren a El Pardo.

 Correo electrónico de 17 de junio de 2007:


Querido Javier: en España la mejor información es un padre carmelita, Fernado Millán que vive en Madrid y es intímo amigo mío y está haciendo una biografía de mi padre la mejor y más detallada que ha existido. El libro muy reciente de Antonio Jiménez Landi, el mejor relato para un investigador, con anotaciones, etc. está en la Residencia de Estudiantes, pinar 21, 28006, Madrid. Pregunte por la directora y dice que va por recomendación mía. Entre el padre Millán y la directora de la Residencia tendrá una información muy completa. Para el Zulueta vivo, mis libros le harán ver cómo era mi padre. La educación en España está tan mal organizada que usted debe leer sobre la Junta para Ampliación de Estudios creada en 1909. Puede ponerse en contacto con un viejo amigo mío, el profesor Sobejano, émerito de Columbia University. El trabaja en casa y sale poco, pero le daré su teléfono privado y usted le dice que yo se lo he dado y el proposito de su tesis que yo apruebo completamente. Hace falta que los jóvenes de hoy en España vuelvan a los principios de la Institución que les pueden orientar. La Junta para ampliación de estudios hizo eso después del desastre de Cuba en 1909. Hoy ante las atrocidades cometidas en el mundo, nos hace falta una guía espiritual para la juventud española que no sabe qué hacer.
Telefono del profesor Gonzalo Sobejano: (XXX)XXX.XXXX, vive en Culumbia University. Se deprime en el verano porque tuvo una mujer alemana buenísima que le ayudaba mucho. Le conozco desde hace 35 o 40 años. ¿Dónde vive usted?¿Vive cerca de El Pardo?
No dude en comunicarse conmigo cuando quiera. Yo sé mucho de la Institución, de la Junta, y de esa época de antes de la República y de los anhelos y deseos de los republicanos de todos colores. A mí el exilio me proporcionó una educación internacional y un marido americano buenísimo que le gustaba que trabajase y que me proporcionó muchas experiencias internacionales inolvidables. Cuente conmigo para lo que quiera en lo que yo le pueda ayudar. Hay que resucitar esa época la mejor de la España moderna.
Un cordial abrazo de Carmen de Zulueta
Tengo 90 años pero todos los jóvenes que quieren estudiar esa época me parecen nietos míos
Mi telefono : (XXX)XXX-XXXX. Tengo contestador en inglés pero muy fácil.

No hay comentarios: